estudio

proyectos

proyectos / /

2019-02-08

Castellana 77, premiado en los German Design Awards 2019

Símbolo de la regeneración urbana y económica madrileña y a la vanguardia de la sostenibilidad, Castellana 77 acaba de recibir un galardón en los German Design Awards 2019 en Fráncfort, por su carácter innovador y su originalidad. Este premio reconoce la capacidad del estudio luis vidal + arquitectos para reinventar un edificio que languidecía hasta convertirlo en la nueva joya inmobiliaria de AZCA.

Estos galardones alemanes han distinguido el proyecto con una Mención Especial en la categoría de Arquitectura por la estructura gráfica de su fachada, que, surcada por miles de lamas, se eleva dinámicamente. “Realzada por la iluminación LED, es muy llamativa y confiere al edificio un aspecto icónico”, afirmó la organización al fallar el premio.

Situado en el corazón financiero de Madrid y latiendo al ritmo frenético de la capital, este emblemático edificio del grupo GMP ha experimentado una regeneración que lo ha dotado de una “nueva piel”, llamada a convertirse en referencia de diseño. La propuesta arquitectónica de la fachada, al incorporar lamas que lo protegen de la incidencia solar directa, tiene como objetivo no solo un logro estético, sino la eficiencia energética y la sostenibilidad. 

luis vidal + arquitectos ha convertido este edificio, con sus formas distintivas y únicas, en uno de los buques insignia del grupo y en un enclave principal en la zona. La intervención ha permitido que Castellana 77, que se encontraba oculta tras hileras de prominentes inmuebles, se haya integrado de nuevo en el diálogo urbano que toda edificación con vocación de trascender debe tener. Ha hecho visible lo escondido.

En cuanto a su estructura, la fachada del inmueble permite domar la luz solar, vencerla y aprovechar lo mejor de ella para crear una imagen que derrocha identidad tanto de día como de noche. Para ello, se emplearon miles de lamas, con una curvatura específica y su correspondiente retroiluminación, cuya posición obedece a un profundo análisis del soleamiento y del sombreamiento.

El material elegido para la reinvención del edificio fue el ETFE. Altamente resistente a la corrosión, a los esfuerzos de tensión y a los cambios de temperatura, permite el paso de la luz pero no del calor y, a la vez, hace posible la retroiluminación.

Concebido desde la responsabilidad medioambiental, el inmueble ha obtenido la certificación LEED Oro en la categoría Core & Shell otorgada por el US Green Building Council, una de las de mayor prestigio a nivel internacional en la evaluación del comportamiento sostenible de los edificios.

Asimismo, Castellana 77 ha sido distinguido anteriormente en los European Property Awards 2017 como “Mejor Arquitectura de Oficina de España” y resultó finalista en los Architizer A+Awards 2018 en la categoría de “Oficinas de más de 16 plantas”.

En definitiva, este proyecto es fiel reflejo del ADN del estudio: responsabilidad económica, social y medioambiental. Tres principios a través de los cuales el diseño se convierte en un legado y que han dado como resultado un edificio sostenible y representativo que impacta en la retina y deja huella.